>

Naces, creces, te gusta el regaaeton en el 2006. Te haces emo en el 2007. Creas una cuenta de Facebook en el 2009. Te crecen las bubis, empiezas a jugar FarmVille, City Ville, en el 2010. Te haces fan de Justin Bieber. Tu tía la pendeja te regala un libro de Paulo Coelho, te emocionas, empiezas a leer; los juegos del hambre, quiubole con mi cuerpo, HUSH HUSH, cazadores de sombra, empiezas a leer la saga de crepúsculo, quieres un novio como Edward y Jacob. Pasa el tiempo, comienzas a usar pantalones de colores, tomarte fotos de lado o desde arriba, le pones miles de efectos, empiezan a aparecer tus “bffs”, “maps”, “emmas”, etc y demás pendejadas. Publicas en Facebook canciones y todo lo que haces. En el 2013 te HACES FRESONA, utilizas pantalones floreados, blusas con cruces, lentes sin cristal, etc. Te gusta la fotografía, te gusta el café de starbucks, tu mamá te compra una cámara carísima nikon para que te tomes fotos en un espejo apuntando hacía ti con la cámara o a tus amigas. Te gusta el rock, Nirvana, Lana Del Rey, One Direction, Avicii, también youtubers; el rubius, screamau, holasoyGerman. Te gusta la gasolina, quieres más gasolina, te encanta la gasolina, publicas en Facebook: “Like y te público”, “Like y te digo que me gusta de ti” y demás mamadas. Tienes novio, lo amas, cortan a las 2 semanas, publicas en Facebook que jamás te volverás a enamorar, y lo más chistoso es que acabo de contar la vida de miles de mujeres en la actualidad, no de una en especifico.